Rulito

Producto nuevo

Pequeño y coqueto, llamativo como un caramelo de colores al que hace recordar. Este bolso resulta de la repetición par de su única pieza, y la posterior unión des-acompasada de las mismas. Como sus hermanos de familia, se coloca detrás del brazo con el tirador de la cremallera hacia abajo.

In Stock

92,00€

Año 1999.

Medidas: 22x14x14 cm.

Asa de 63 cm. (Disponible en versión sólo bandolera por encargo)

Piel vacuno tipo napa, soave y marco.

HistoriaCambio de milenio, cambio radical. Aparecen las primeras formas redondeadas, suaves y aéreas; los bolsos han perdido las referencias espaciales habituales: (laterales, fondo, etc.), al igual que la arquitectura del momento, donde los nuevos programas informáticos permiten construir espacios hasta ahora impensables; paredes, techos y suelo son un mismo “continuum” espacial. Gracias a esto, el espacio interior gana en aprovechamiento y el volumen exterior se adapta como un guante.
La colecciónPelotas y óvalos: familia de bolsos de líneas suaves, redondeadas y asimétricas, construidas a partir de una misma pieza repetida aleatoriamente, creando volúmenes originales que se acoplan al cuerpo como si se trataran de un órgano más del mismo.

Productos relacionados

Mochila de buena capacidad que se convierte en bandolera. Dispone de un acceso al bolso principal con cremallera, y otro bolsillo auxiliar exterior, abrochado al asa o a la parte posterior del bolso. Para obtener la mochila se desabrochan las cremalleras laterales del bolso, se abrocha el extremo superior del asa izquierda a la hebilla delantera (metiendo...

186,00€

Bolso de buena capacidad. Se puede llevar de bandolera cruzada en la espalda o hacia delante, y también de bolso al hombro. El cono más grande es el cuerpo principal del bolso. A este cono, en su cuarto inferior izquierdo, se encuentra unido un segundo cono más pequeño pero de base más ancha, que funciona como bolsillo auxiliar. Una larga cremallera con...

175,00€

Bolso formado por dos conos unidos por sus bases, previamente girados. En uno de sus extremos cuenta con un aro forrado en piel, por donde se ase el bolso para llevarlo de mano. Para ello, hay que quitar el asa por completo, desabrochando los palitos y doblar el bolso por la mitad, sujetándolo de nuevo con el palito.

144,00€

Bolso de capacidad media. El recorrido de una tira de piel fragmentada en segmentos de distintos colores, consiguen formar el volumen de este bolso, así como de su bolsillo exterior con cremallera.

125,00€

Bolso pequeño pero de gran capacidad. Las proporciones de los segmentos de la tira, anchos y cortos, configuran un bolso de base pequeña pero ancha. Dispone de un bolsillo exterior, y otro para el móvil en el interior.

85,00€

En el diseño de esta mochila, una tira de piel fragmentada en piezas de idéntico tamaño, se pliega y se cose alrededor de sí misma. Dispone de un bolsillo grande, por debajo del bolsillo principal, en la parte posterior de la mochila. Como mochila, se puede llevar con las asas cruzadas por delante del cuerpo o de la espalda.

154,00€